Juan Luis Polo
Transformación digital empresarial
Juan Luis Polo
Sígueme

Learnability o cómo los humanos intentaremos resistir frente a los robots

Por Juan Luis Polo   /     Mar 14, 2018  /     management 2.0  /     ,

“La empleabilidad ya no depende tanto de lo que se sabe, sino de lo que se puede aprender”.
Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpowerGroup en España,

Mi padre comenzó a trabajar con 19 años en la empresa en la que se jubiló con 65. Sus estudios fueron los imprescindibles para poder acceder a un puesto de trabajo, en el que con el paso de los años pudo seguir completando su formación con estudios adicionales, “sugeridos” por la empresa.

Su actividad en el día a día le permitió mantener el statu quo hasta el final de su vida laboral, sumado a que el sector apenas sufría cambios reseñables. La estabilidad era la norma.

Una situación común hace años, en la que las personas vivían una vida laboral extendida en la misma empresa. Y además donde estudiar y aprender se ligaba al inicio de la actividad laboral, más que a una formación continua.

Learnability

Nunca más podremos vivir de las rentas educativas de nuestros años más jóvenes, por muy extensas y completas que estas fueran. Al margen de la obsolescencia de nuestra formación, porque lo que está en juego es mantener nuestra empleabilidad en tiempos muy revueltos.

Y lo que hará posible afrontar el cambio es entender y desarrollar el concepto de Learnability: La disposición para el aprendizaje, el deseo y la capacidad de desarrollar nuevas habilidades con el fin de mantenerse actualizado y ser una opción interesante en el mercado laboral.

En boca de los expertos, el 65% de los empleos que ejercerá la Generación Z, los nacidos después del años 2000, todavía no existen. Además, hasta el 45% de todas las actividades que hoy en día desarrollan personas, en un futuro podrán automatizarse gracias a la tecnología y es un cálculo conservador.

“Los jóvenes que terminan este año sus estudios tendrán que reciclarse entre 10 y 14 veces a lo largo de su vida laboral, lo cual exige una capacidad de aprendizaje muy amplia. Aprender no estará motivado por la ignorancia, sino por la necesidad de desarrollo personal”, como apunta José Antonio Marina.

Qué significa para las empresas Learnability

Muchos Millenials están dispuestos a utilizar su tiempo libre para formarse e incluso a pagar esta formación de su propio bolsillo. Nada nuevo hasta aquí.

Lo novedoso es que este perfil de personas deben ser desde ya el principal objetivo de los departamentos de recursos humanos y de formación de las compañías. Las empresas tenemos que entender que estos perfiles son un tesoro que mantener en nuestras organizaciones.

Y eso implica crear nuevas fórmula para cultivar una cultura de aprendizaje, donde además se debe incentivar y estimular sus esfuerzos.

4 puntos a tener muy en cuenta:

  • Ver más allá del CV. Se sigue prestando demasiada atención a las calificaciones académicas y a las habilidades adquiridas. Y es un hecho que lo que los trabajadores aprendieron durante su etapa universitaria casi con toda probabilidad, no les ha preparado para cubrir las necesidades actuales de las empresas. Apostar por empleados que estén bien preparados, si; pero que sobre todo tengan una buena predisposición para aprender nuevas habilidades.
  • Formemos a quienes tienen más capacidad. Demos la oportunidad de formarse a aquellos empleados que sabemos que aprovecharán el tiempo. El trabajador debe tener claro que recibir formación de la empresa es un reconocimiento al interés que ha mostrado por adquirir nuevos conocimientos. Escojamos siempre a quienes tienen una mayor capacidad de aprendizaje.
  • Tenemos que empezar por dar ejemplo. Si deseamos que nuestros colaboradores entren en la dinámica de la formación constante, debemos dar nosotros el ejemplo. Una formación que no necesariamente se obtiene solo con cursos, sino con la ayuda de nuestra propia curiosidad. Estaría bien aprovechar nuestro tiempo en algo más que pasar el rato en las redes sociales generalistas o navegar por Internet sin rumbo fijo.
  • Premiar a quien se esfuerza. Sin ir más lejos, se puede incentivar a los empleados que organizan actividades internas que promueven el aprendizaje. Demos más oportunidades de ascenso a quienes demuestran que sienten el deseo de formarse y ayudan a los demás.

Es importante tener en cuenta que el aprendizaje en el centro de trabajo está mucho menos estructurado que en la universidad. Hay que combinar la necesidad básica que tiene la empresa, que los trabajadores resulten productivos y que, al mismo tiempo, puedan crecer en cuanto a conocimientos.

Y por ello una de las tareas irrenunciables de los responsables al frente de estas iniciativas, es la de poner foco en encontrar la formación adecuada para sus colaboradores. Y no es fácil, porque la gran mayoría de los programas de capacitación que se desarrollan en las empresas no dan fruto en el desempeño laboral de sus equipos, según apuntan los expertos.

Cómo trabajar sobre la Learnability

ManpowerGroup en asociación con Hogan X, ha desarrollado una evaluación visual de la capacidad del empleado, la Learnability Quotient, que nos muestra su motivación y estilo de aprendizaje.

Según lo expuesto, esta metodología ayuda al trabajador a:

  • Comprender su perfil de Learnability.
  • Obtener los recursos necesarios para mejorar su capacidad de aprendizaje.

Y a la empresa:

  • Puede tomar decisiones relacionadas con la formación.
  • Muestra la flexibilidad / movilidad que tiene el empleado.
  • Calcula la motivación para el autodesarrollo.

Y se aventura a definir tres tipos de perfiles:

  • El aventurero. Que tiene un gran deseo interno e inherente a su persona para explorar.
  • El intelectual. Que está siempre motivado para aprender.
  • El inconformista. Se cuestiona todo.

Nuestro trabajo principal como empleadores.

Leído hasta aquí, podemos pensar que el concepto de Learnability no es algo “rompedor” en sí mismo. Esto de la formación es antiguo.

Lo realmente relevante es que las empresas tienen que adoptarlo y fomentarlo como una ventaja para construir organizaciones más capaces de afrontar la transformación digital.

Pero para ello nuestro principal trabajo como responsables al frente de nuestras compañías es uno sólo:

Ayudar a que nuestros colaboradores aprendan todo lo posible, de manera continua.

Y si eres un trabajador te conviene adoptar el concepto de Learnability como una actitud vital que hará posible ser siempre empleable…

…mientras los robots están ahí fuera observándonos 😉

Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Share on Facebook0Share on Tumblr0Email this to someone
Juan Luis Polo

Sobre Juan Luis Polo

Me gusta hacer lo contrario a lo que se espera de mí, sólo por molestar. Tal vez por eso me colegié como abogado y meses después comenzaba mi andadura en el mundo digital, creando mi primera empresa. La tercera fue Territorio creativo, ahora llamada Good Rebels, que se ha convertido en un caso de referencia gracias a haberme rodeado de los mejores, mis hermanos los primeros. La verdadera gasolina de mi vida son mi mujer y mis hijos, siempre entre bambalinas ayudando a que la representación de la obra llegue a buen puerto, siempre admirándome sin haberlo merecido.

Un comentario

  1. Tatiana Says: 16 marzo, 2018 19:00

    Gracias por el regalo, un beso grande!!!

    Responder a este comentario

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*